Home/Historias/Soltar todo y dejar ir

Soltar todo y dejar ir

Om Namah Shivaya

Escucho. Confío. Actúo…desde el corazón.

El Om Namah Shivaya es uno de mis mantras favoritos y sin dudas uno de los que más utilizo en mi práctica.  Es protagonista en una de las etapas más lindas e importantes de mi vida, donde logré conectarme con mi maestra interior y aprendí a hacerle caso a esa voz que me guiaba siempre, pero que pocas veces decidía hacerle caso.

Podemos dividir este mantra en tres partes. La primera es la de escuchar, y es justamente ponerle atención a esa voz interior que siempre nos dice qué es lo mejor para nosotros, qué es lo que realmente queremos, desde dónde queremos vibrar. La segunda es la de confiar, con la certeza de que ese mensaje es siempre el indicado. Y terminamos con el actuar, que cuando lo hacemos desde este lugar, es siempre desde el corazón… desde el Alma.

Fue el Om Namah Shivaya el que me ayudó a tomar una de las decisiones más difíciles y complicadas hasta este momento en mi vida. En una clase de yoga un jueves por la noche, mi maestra centró la práctica en este mantra, y todo se movió dentro mío. Algo se liberó.

El viernes por la mañana, estaba en mi oficina redactando la carta de renuncia, para dejar un buen trabajo en la profesión que había estudiado en la universidad. Era el lugar donde se suponía debía estar, pero aún así mi corazón sabía que no era donde yo quería estar.

Dejé de lado los miedos y esos viejos patrones que dicen cómo se supone que tiene que ser la vida, cuánto dinero tengo que ganar y dónde tengo que trabajar. Solté todo y dejé ir, ¿cómo no voy a volar? (Gracias por este mantra Ro)

Escuché, confié y actué… Om Namah Shivaya. Mi maestra interior sabía que todo iba a estar bien y fue en ese momento que hice mi elección libre y consciente de hacerle caso, de creerle. Esa voz nunca falla, no se equivoca.

Hoy dedico mi vida a lo que verdaderamente me apasiona, me hace feliz y hace vibrar cada célula de mi cuerpo.

Así que te invito a cantar, repetir o sentir el Om Namah Shivaya. Conectemos con nuestros maestros internos y confiemos que la instrucción que viene de nuestra Luz interior es siempre la correcta.

By | 2018-04-19T08:45:49+00:00 abril 19th, 2018|Historias|0 Comments