Home/Historias/Pienso en ellas

Pienso en ellas

Había escuchado que las mujeres somos fuertes, luchadoras, valientes; que existía “un amor de madre” tan poderoso que empujaba a una mujer a hacer cosas que jamás imaginaria hacer. Me atrevo decir que hasta juzgué a más de una madre.

No lo entendí hasta que me convertí en una de ellas.

Cuando veo a mi abuela de 94 años sentada en la sala de tele, está prendido pero no está realmente viendo tele. Ella está escuchando, observando, poniendo atención a lo que sucede a su alrededor… Veo sus arrugas, percibo su cansancio, medito en sus defectos, en sus virtudes y en su fragilidad. Ella se ve tan frágil. Pero recuerdo que sigue siendo mamá y entonces esa fragilidad se convierte en fortaleza. Veo a una mujer con una historia de madre. Imagino a papi y sus hermanos corriendo en la casa, haciendo travesuras, jugando con ella, la imagino regañando, corrigiendo, exigiendo…la veo criando y amando.

Y pienso en ellas, pienso en mami, en mi hermana, en Ita (mi otra abuelita), en mis tías, mis primas, amigas, mi suegra, mi cuñada… Pienso en ellas, las mamás en mi vida. Y aquella mujer que en mi juicio errado, consideraba como débil, hoy la veo fuerte. Y aquellas que consideraba majaderías se traducen en actos diarios de sensatez y amor.

Y sigo pensando en ellas, las mujeres. No puedo distinguir en mi cabeza a una mujer mamá y una mujer sin hijos, porque comprendí que fuimos diseñadas con el potencial. El potencial de ser fuertes y valientes. Porque la fortaleza no es física sino emocional. Fuimos diseñadas para elegir, para enseñar, para nutrir, diseñadas con instinto de luchar hasta las últimas consecuencias, de cambiar si es necesario, y de amar hasta cuando duele.

Pienso en ellas, pienso en mí y pienso en Noa. Papá le cambió el pañal y está lista para almorzar. Me ve, sonríe y decide jugar. Siento curiosidad por la mujer en la que se va convertir. Espero que ame con pasión, que persiga sus sueños y elija ser feliz.

No les voy a mentir, me encantaría que se convierta en madre. Pero de eso no estoy segura. De lo que si estoy segura es que va ser fuerte y valiente, va amar y saber luchar.

By | 2018-03-08T08:36:11+00:00 marzo 8th, 2018|Historias|0 Comments

Leave A Comment