Home/Historias/Ir con el freno de mano puesto

Ir con el freno de mano puesto

Si atendemos a la mente y permitimos que sus pensamientos controlen nuestras vidas, es como ir con el freno de mano puesto y acelerando al mismo tiempo.

La mente es una gran aliada si la conectamos con el corazón, he ahí la importancia de meditar y re-aprender a conectar con nuestro ser interior, algo que naturalmente sabemos y en muchos casos hemos olvidado porque se nos ha enseñado y hemos aprendido a darle mucha relevancia a los pensamientos.

Como aprendí con el maestro Antonio Jorge Larruy, cuando la mente divaga hacia el pasado o el futuro, debemos obervar los pensamientos como a una película, sin identificarnos con ellos; ya que nada de lo que está transcurriendo por ella está sucediendo en ese momento, por ende la realidad es otra y para poder vivirla, vivenciarla y disfrutarla, debemos desatender la “película” mental y conectar con el momento presente.

Conectar y vivir en el presente nos permite presenciar y disfrutar toda la energía vital de la cual estamos compuestos, lo que somos, nuestra esencia; la que nos colma de paz interior, naturaleza intrínseca.

By | 2017-11-28T13:47:47+00:00 noviembre 28th, 2017|Historias|0 Comments