Home/Historias/Enfoque en mi práctica, balance en mi vida

Enfoque en mi práctica, balance en mi vida

¿Dónde está tu atención en este momento? Mientras lees este texto, ¿en qué estás pensando?

Enfocarnos en una sola acción a la vez es definitivamente un reto. Es difícil concentrarse cuando hay tanta actividad alrededor de nosotros y cuando son cada vez más los estímulos externos que intentan capturar nuestra atención.

En el yoga utilizamos un término para referirnos a la acción de enfocar la atención: drishti. Es muy normal escuchar al instructor decir en algún momento de la práctica: “llevamos la mirada a un punto fijo”.  Es probable que una vez seguida esta instrucción sintamos una sensación de mayor balance y estabilidad en la postura que estemos realizando.

Lo que sucede en ese instante, es que nos permitimos soltar cualquier distracción y solamente ocuparnos de encontrar el equilibrio. ¡Nada más! Como una flecha, dirigimos toda nuestra energía al lugar que deseamos.

Supongamos que estamos esforzándonos por realizar la postura del árbol. Físicamente nos demanda un alineamiento del cuerpo importante. Mientras un pie intenta enraizarse a la Tierra, el otro busca la parte interna del muslo de la pierna contraria. Las manos al frente del pecho o los brazos extendidos hacia el cielo, palma con palma. La espalda recta y la mirada fija en un punto. Listo el Vrikshasana.

Pero eso no es todo. Para poder llegar a la estabilidad en la postura es necesario el enfoque para encontrar el equilibrio. Es absolutamente necesaria una frecuencia de calma que nos permite conectar con la quietud y a partir de ahí, verdaderamente disfrutar de la práctica.

Esa postura de árbol que se ve tan bonita, refleja nuestro estilo de vida. ¿Luché para encontrar el balance? ¿Qué me distrajo? ¿Me sentí mal por haberme caído de la postura? Sin juicio, observo todas las sensaciones que se despiertan y reconozco que de cada una de ellas puedo aprender muchísimo.

Gracias a la práctica y a una observación consciente, puedo comprender qué aspectos o situaciones de mi vida me alejan del balance y de mi estado natural de paz. Observar desde Alma me lleva a sanar y a transformar compasivamente.

¡Que la práctica sea un camino para encontrar el balance!

By | 2017-10-02T14:16:49+00:00 octubre 1st, 2017|Historias|0 Comments