Home/Historias/El Yoga como herramienta de Balance Integral

El Yoga como herramienta de Balance Integral

Desde hace ya varios años el yoga forma parte de mi vida. Ha sido un camino maravilloso lleno de aprendizaje, transformación y sobre todo, sanación. La primer vez que entré a un salón de yoga me enamoré inmediatamente de la práctica y poco a poco se fue convirtiendo en mi forma de expresión más natural.

Hoy, el yoga significa para mí un espacio para reconectar con mi esencia y recordar mi propósito. Es una de las herramientas de balance integral que me ayuda a regresar a mi estado natural de paz y vibrar desde la luz.

Te quiero compartir un poquito acerca del Balance Integral y de la forma en que podemos usar la práctica de yoga para sentirnos bien y conectar con lo mejor de nosotros mismos.

¿Qué es el Balance Integral?

El Balance Integral (B.I) consiste en un modelo donde dejamos de lado el concepto de enfermedad y en su lugar, empezamos a reconocer las razones y factores que nos alejan de nuestro estado natural de armonía, paz y felicidad.

Observando nuestro medio ambiente y el estilo de vida que elegimos, podemos encontrar respuestas a los desbalances que afectan nuestro ser.

Reconociendo que somos seres integrales, estos desbalances nos afectan nuestra dimensión  física, emocional, mental, energética y espiritual.

Es de vital importancia recalcar que el B.I  no diagnostica enfermedades, sino que da una guía para mejorar la calidad de vida, partiendo de nuestras propias decisiones y tomando consciencia de nuestro proceso de sanación y transformación.

Yoga como herramienta de Balance Integral

“El yoga es transformador. No sólo cambia nuestra forma de ver las cosas, sino que transforma a la persona que ve.”  B.K.S. Iyengar

Las posturas (asanas) de yoga mantienen el funcionamiento óptimo del organismo y lo fortalece. Con un cuerpo sano es posible balancear también la energía, calmar la mente y las emociones, e incluso conectar con nuestra dimensión espiritual.

Trabajando conscientemente el cuerpo físico somos capaces de transformar aspectos muchos más profundos de nuestro ser. Es cuestión de permitir que la práctica nos guíe y nos comunique, confiando siempre en la instrucción que nace del corazón.

En el momento en que elijo una intención para mi práctica empiezo a vibrar desde mi esencia y es aquí cuando todo vale la pena y la práctica se expande más allá del mat, de la clase o de las mismas posturas. La práctica se convierte en una herramienta de mi propio proceso de transformación.

Con la práctica de Yoga buscamos alinearnos a nuestro propósito vital para poder desde ahí conectar con lo mejor de nosotros mismos. Podemos conscientemente observar todo lo que se despierta y sin ningún juicio aceptar lo que es. Las asanas nos recuerdan que la vida es un proceso y que la paciencia es clave para disfrutarlo.

By | 2017-12-07T11:36:27+00:00 diciembre 7th, 2017|Historias|0 Comments