Home/Historias/Cerrar los ojos y respirar profundo…

Cerrar los ojos y respirar profundo…

Cerrar los ojos. Respirar profundo. Expulsar todo el aire. Observar. Escuchar… el silencio.

Meditación. Lo primero que se piensa es que la meditación es sentarse con las piernas cruzadas, cerrar los ojos, hacer un círculo con los dedos índice y pulgar de cada mano, ponerlas encima de las rodillas y cantar: Om.

Todo esto lo podemos hacer, pero la meditación es mucho más.

Es un arte que se aprende y se perfecciona a medida en que lo vamos practicando. Deja de ser solo un tiempo de descanso o de relajación y se convierte en una introspección de cada célula del cuerpo, de cada pensamiento y movimiento que hacemos, de nuestra totalidad.

Meditar es enfocar nuestra atención en una solo acción a la vez. Es permitir que la mente baje el ritmo de los pensamientos y que el espacio entre uno y otro sea cada vez más amplio. Meditar es observar, escuchar y sentir desde el Alma, sin juicio. Es reconocer que en el silencio soy capaz de escuchar mi corazón y recordar así mi esencia.  

Meditar es conectar con mi intención.

Te comparto una meditación guiada que te ayudará a conectar con un estado de paz y tranquilidad. La podés escuchar en cualquier momento. Son solo cinco minutos.

Te invito a encontrar una postura cómoda y a cerrar los ojos.

También la podés escuchar en YouTube:

By | 2017-11-06T12:03:57+00:00 noviembre 6th, 2017|Historias|0 Comments